Literalmente: grito y plata. El boom de las “Boy’s Bands”.

[Esto está basado en una historia real (la mía, conchetumares), que pueden conocer con detalles más escabrosos acá y acá.]

Recuerdo cuando iba como en 5to básico y era toda una rockera en ciernes. Escuchaba lo que daban en la radio, pero igual era selectiva. Metallica, Nirvana, Oasis, Faith No More, por mencionar algunos. El pop no tenía mucha cabida en aquel entonces en mis preferencias.

Hacia mediados del año siguiente (6to básico, 11 años), vino la locura. Era el pleno apogeo de las noventeras “boy’s bands”, y fue el año del boom de las Spice Girls y los Backstreet Boys. Tal como les debe haber pasado a los que me leen que tenían más o menos esa edad en aquel entonces, los recreos imitando a ambos grupos eran un must. Yo siempre he sido loser, así que no participaba, pero sí miraba. Las Spice Girls nunca me llamaron tanto la atención (con suerte sus singles), pero lo que me pasó con los Backstreet Boys fue cuático. Fue OTRA COSA. Fue amor, wn. Estoy convencida de eso. Ese amor infantil tan puro que ni siquiera te hacía tilín que los cabros salieran semi en pelota sudados en sus videos (ahora sí me hace tilín :$).

Paralelo a mí, había MILLONES de chiquillas en el mundo entero que soñaban con los cabros estos. Chiquillas que, al igual que yo, se gastaban toda la mesada e incluso se endeudaban con tal de tener el material más fresco siempre a mano: videos, CD’s, cassettes, stickers, revistas (un saludo pal caballero del kiosko de la esquina de mi casa que tan amablemente me fiaba las revistas hasta que juntaba los vueltos del pan para pagárselas  ._.), y hasta ¡LOS DOS ÁLBUMES DE LAMINITAS QUE SALIERON PRÁCTICAMENTE COMPLETOS!, entre una serie de otros adminículos.

Así de ahueoná era!

Sin exagerar, las revistas Bravo (que venían de España, país en que los Backstreet Boys fueron realmente un boom in-cre-í-ble) salieron con portada en primer plano de los Backstreet Boys edición tras edición por casi ¡DOS AÑOS!. Una locura. Y cuando no iban en primer plano, iban en segundo plano, pero IBAN. Ahí, en la portada. Por casi dos años. Tremendo.

La cosa es que escribí esto para hablar un poco en términos generales de las “boy’s band”. Y si tuviera que decir dónde empezó el fenómeno, hablaría de los Beatles o los Jackson 5, pero no lo hago porque: 1) los fans de los Beatles vendrían a agarrarme a patás en la raja; y 2) me interesa más acá el “formato noventero” de las “boy’s band” (de hecho, el mismo término “boy’s band” es noventero). Estoy pensando en grupos como New Kids On The Block, Take That, N’ Sync, 5ive y los ya mencionados Backstreet Boys -que son mi experiencia más cercana, por ende son los que conozco más-, por mencionar algunos. Los más famosos en nuestro país, quizá.

El asunto es que al momento de hablar de una “boy’s band”, hay una serie de elementos que se conjugan, y que constituyen diversos factores que van  definiendo el éxito y la duración de dicho éxito. Por ejemplo:

1) Tener un productor ambicioso y con buen ojo comercial. El productor, más que ser un mecenas, es un empresario hecho y derecho. Esto no es arte cabros, es negocio. Lo gracioso es que las “boy’s band” tienden a renegar de este casting comercial que los juntó para que cantaran juntos, maquillando la historia de sus inicios o de frentón jurando de guata que eran una banda antes que los “descubrieran”.

2) El productor, como buen empresario, sabe que lo que está vendiendo es un producto comercial con el cual puede sacar millones si lo aprovecha de la manera correcta. Para abarcar la mayor cantidad de público posible, ¿qué es lo que hace? Recluta a una serie de chiquillos que representan “estereotipos” de hombre. No es como tener un solista, donde sólo apuntas a un gusto determinado de mujer.

Por ejemplo, yo amaba a Brian de los BSB, el canuto buena onda que cantaba lindo. Era mi favorito. Me importaba una raja Nick Carter, que era el ruciecito de voz nasal por el que la mayoría chillaban. También estaba el “latin lover” (Howie D.), el “adulto serio” (Kevin, que se fue hace un par de años del grupo) y el “alternativo-rockero” (A.J., que hace poco estuvo internado por alcohólico y drogadicto -juventud, divino tesoro).

De hecho, podría analizar desde esta perspectiva a cada uno de los grupos que nombré como ejemplos inicialmente, pero para qué si vamos a llegar a la misma conclusión, y, cosa curiosa, vamos a darnos cuenta de que en todos se dan los mismos estereotipos. Claro, si la hueá funciona, habría que ser gil para no replicar el modelo.

N’ Sync en el video de la canción “Bye, Bye, Bye”, dejando en claro qué es lo que eran.

3) Si hablamos de las letras, puta, lo evidente: le cantan al amor. Ya sea correspondido o no correspondido, pero al amor. Al amor a la mamá (los BSB tienen una canción dedicada a sus mamás, se llama “The Perfect Fan”, se los juro), a las fans (los BSB también tienen una canción dedicada a las fans, se llama “The One”, y fue single), a una maraca reconchetumadre que los hizo sufrir o a una bella doncella que intentan conquistar (el 99% de las canciones restantes de los BSB). Como sea, la cosa es cantarle al amor, de la manera más versátil que puedan.

4) Los cabros le cantan, le bailan, le hablan de corrido: la lucha entre las “boy’s bands” siempre será por la diferenciación. No les gusta que los encasillen como tal y dejarse en evidencia como un grupo desechable y prescindible que será rápidamente olvidado (si no se creen ellos el cuento, ¿entonces quién?). Por lo mismo, le ponen weno con alguna cosa en la que sean distintivamente mejor que el resto, y lo enrostran a cada rato. Por ejemplo, recuerdo que cuando vinieron los Backstreet Boys al Festival de Viña (1998, si no me equivoco) cantaron una canción a capella, porque si hay algo que distinguía a los BSB de sus pares es que efectivamente cantan, y cantan bien. Además, siempre estaban tratando de innovar en cuanto a los bailes, bailes que uno, como wena fan, también se aprendía. Eso los distinguía, por ejemplo, de otros grupos como Take That, (“boy’s band” inglesa bien pajera pal baile y el canto, no como 5ive, de la misma nacionalidad pero más prendidos en esos aspectos), donde Gary Barlow se llevaba el peso de ser “el” vocalista porque, como los demás cantaban charchita, los ponían a hacer los coros nomás para que pasara más piola la falta de talento.

He escuchado a gente que se queja de que la música actual es “muy sexual”, y que veían los grupos pop noventeros, por ejemplo, como más “inocentes” en ese sentido, siendo que en las boy’s band uno de los factores que se explota es, precisamente, la tensión sexual constante. Es cosa de que vean cualquier video de una de estas bandas. Un ejemplo: “Quit Playing Games (With My Heart)” de los BSB, donde salen todos los tipos mojados, semi-desnudos y poniendo cara de “te lo saco pa’entro” (video que no puedo insertar acá porque los cabrones no lo permiten en YouTube, pero si quiere, véalo acá). Lo cuático es que son grupos que siguen muchas pre-adolescentes e incluso niñas, quienes terminan, tal como yo, prácticamente “enamorándose” del huevón en cuestión, por ende esa tensión sexual es latente. Ése fue mi momento “Paz Ciudadana” de hoy, gracias.

Para qué decir lo triste que es crecer, ser una mujer hecha y derecha, que te sigan gustando esos breas y seguir ilusionándote con ellos  (aunque ahora escuchando “I Touch Myself” de The Divinyls, if you know what I mean). Creepy.

La cosa es que los años no pasan en vano, y las “boy’s band” han corrido suerte dispar. Mientras algunos se separaron sin pena ni gloria y otros se separaron e intentaron volver patéticamente años más tarde (say hi, New Kids On The Block, que se juntaron el 2008 para hacer shows en vivo y lucrar con el pasado, ¡como tantos otros!), en otros casos el asunto se dividió entre los integrantes que nadie nunca más pescó -aunque intentaran tirarse con una carrera solista-, y los otros que forjaron una carrera solista exitosa, en algunos casos superior incluso al grupo del cual provenían.

Papazote.

Tal es el caso, por ejemplo, de Justin Timberlake (ex N’ Sync) y Robbie Williams (ex Take That). Sobre Timberlake me da lata escribir porque, con todo respeto, lo encuentro súper fome (de hecho, sus mejores canciones son curiosamente colaboraciones, no canciones solo, a pesar del gran éxito que tiene en EE.UU., donde el hueón es grito y plata), pero de Robbie Williams soy fan declarada y sólo podría tirarle flores, ya que la estrella de Take That era en realidad Gary Barlow, y Robbie Williams era uno de esos perkins que tenían en segundo plano para hacer los coros. Pero ya lo ven, Gary Barlow sacó una discretísima y muy mediocre carrera solista, y Robbie Williams se reinventó y su carrera solista ha sido notable, superando incluso el éxito de la banda de la que provenía, y con creces (ya, sí sé: DALE UN HIJO! HAZLE UN QUEQUE! PLÁNCHALE  LAS CAMISAS!).

Para terminar, debo confesar algo: hoy, mientras buscaba música para armar el playlist que hice para este post, me vino la melancolía y me anduve arrepintiendo de haberme deshecho de todo el material que tenía de los Backstreet Boys. Alcancé a juntar 3 CD’s, 5 CD Single, 1 VHS, 1 Box Set (VHS+CD) y una tonelada de revistas, pues no sólo compraba las Bravo religiosamente todas las semanas -aunque llegaban como con medio año de desfase-, sino cualquier hueá donde salieran, fuera la TV-Grama, TV y Novelas, el diario, etc., etc…

¿Por qué me deshice de todo eso? De huevona. Porque luego de mi fanatismo exacerbado, vino el correspondiente periodo de negación, donde me causaba una vergüenza espantosa todo eso y más encima me creía aggrometalsúperrudalepegoamimamáyweás. Por suerte se me pasó la tontera, y a veces me siento a escuchar los discos de los Backstreet Boys y soy feliz. Aunque no pesco mucho lo que hacen ahora, salvo los singles. Me quedé pegada en los tres primeros discos nomás, y de hecho todavía me acuerdo de las letras y en algunos casos hasta de los bailes.

Y sí, yo también bailé como hueona con una silla.

Saludos!

 

  1. Backstreet Boys – We’ve Got it Goin’ On
  2. N’ Sync – I Want You Back
  3. New Kids On The Block – Tonight
  4. Backstreet Boys – I Want It That Way
  5. Take That – Back For Good
  6. Backstreet Boys – Quit Playing Games (With My Heart)
  7. Take That – How Deep Is Your Love (Bee Gees cover)
  8. Backstreet Boys – Get Down
  9. N’ Sync – Tearin’ Up My Heart
  10. Gary Barlow – Love Won’t Wait
  11. N’ Sync – It’s Gonna Be Me
  12. 5ive – Slam Dunk (Da Funk)
  13. New Kids On The Block – Step By Step
  14. Backstreet Boys – Drowning
  15. Robbie Williams – Let Me Entertain You
  16. Robbie Williams – No Regrets
  17. 5ive – Keep On Moving
  18. N’ Sync – Bye, Bye, Bye
  19. Backstreet Boys – Show Me The Meaning of Being Lonely
  20. Robbie Williams – Angels
  21. Gary Barlow – Forever Love
  22. 5ive – Got the Feelin’
  23. N’ Sync – Here We Go
  24. Robbie Williams – Supreme
  25. Robbie Williams – Feel
  26. 5ive – Everybody Get Up
  27. Westlife – Uptown Girl
  28. Robbie Williams – Kids (w/Kylie Minogue)
  29. Justin Timberlake – Sexyback
  30. 5ive – When the Lights Go Out

No encontré todas las canciones que quería en Grooveshark, así que esta vez opté por hacer el playlist en GoEar. Da lo mismo, la cuestión es que si hacen CLICK ACÁ, la música va a sonar igual.

 

BONUS TRACK!!!

Anuncios

4 responses to “Literalmente: grito y plata. El boom de las “Boy’s Bands”.

  • Claudia Canifrú

    Mi lola, jamás había tenido tiempo para leer tu blog, pero ahora que lo hice: puta que entrete!!!

    Yo soy un resto más vieja que tú, asi es que miraba con asco quinceañero a las pendejas como tú, que babeaban por esos locos.

    Excelentes recuerdos, y guena música también, la escucharé 😀

    • Fran

      Te entiendo absolutamente, porque yo también miro con asco ahora a las niñitas que chillan por Justin Bieber. El otro día mostraron en la tele niñitas que iban saliendo de ver la película del lolo en cuestión y ooohh qué terrible… juran que el cabro es lo más bacán DE LA VIDA! jajajajaja.

      Gracias por leer, saludos 🙂

  • Serguei

    Yo soy el del comentario anterior. Porfa bórralo porque lo puse con una cuenta que, como verás, nada que ver 😛

    Y si, a ver cuando retomas esa experiencia “boy-band-mística” de la que hablaste alguna vez en el otro blog, para tus nuevos lectores :P.

  • bibii

    yo tmb soy fan d bsb d hecho aun son mis favoritos nadie puede superarlos y eso q ya tngo 26. y me dan pena ajena las niñas d ahora q mueren x justin bieber o jonas brothers nada q vr cn los back. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: