Katatonia @ Teatro La Cúpula (24/02/2011)

Me van a perdonar si esta cuestión no queda lo suficientemente buena, pero es primera vez que me aventuro a hacer un review más serio de un recital. Suelo ir con bastante frecuencia a recitales y desde hace varios años, pero mis comentarios al respecto no suelen superar el comentario entre amigos o, cuando mucho, escribir al respecto pero de forma más lúdica (como lo hice con Pearl Jam el 2005). Bueh, mucho blabla, vamos al asunto.

El 24 de febrero recién pasado fue el día escogido para que los suecos de Katatonia pisaran por primera vez un escenario chileno, en el marco del “New Night Over South America Tour”, que los trajo por primera vez a suelo sudamericano a presentar su trabajo más reciente, “Night is the New Day” (2009).

Tras una espera considerable en las afueras del teatro, en que alrededor de las 19:25hrs se escuchaba cómo Katatonia probaba sonido, por fin a las 19:45hrs se abrieron las puertas y las alrededor de 200 personas que esperaban pudieron ingresar. Luego de unos minutos donde la gente empezó a tomar ubicación (algunos prefirieron la comodidad de los asientos, otros la cercanía de la “cancha”) y Poema Arcanvs ajustaba sonido y probaba instrumentos para empezar, ya a eso de las 20:15hrs por fin empezaron a tocar los chilenos. Si bien apenas tuvieron 20 minutos para tocar, el público los recibió cálidamente, al igual que a los siguientes teloneros, Mar de Grises, quienes tuvieron algunos minutos más que los antecesores. Notable el apoyo del público a estas dos bandas, que constituyeron una buena antesala de lo que se vendría más tarde.

Con 20 minutos de retraso, Katatonia sale a escena abriendo con “Day and Then the Shade”, primer single extraido de “Night is the New Day”. A decir verdad, el show partió a un volumen considerablemente bajo, pero con el correr de las canciones se fue equilibrando, hasta llegar al volumen preciso para darle intensidad pero sin perder definición en el sonido. Al menos desde donde estaba yo (platea, abajo, al medio) el sonido era excelente, aunque  más tarde leí en internet a alguien quejándose de que atrás al final del teatro el sonido se perdía.

Luego llegó “Liberation”, otra muestra de su último trabajo, el cual añade a la puesta en escena de Katatonia en vivo un nuevo elemento: los sintetizadores. Debo reconocer que estuve buscando en internet presentaciones anteriores de Katatonia y, de acuerdo a lo que pude escuchar y ver, el sonido en vivo no era de los mejores, y las voces no sonaban bien al armonizar, pero dicha impresión se desvaneció apenas empezaron a tocar. Se nota que los suecos se han pulido, y bastante, no sólo a nivel de estudio, sino también a nivel de performance en vivo.

Si bien el público coreaba algo tímido las dos primeras canciones, ya con la llegada de “My Twin” (single extraido de su trabajo del 2006, “The Great Cold Distance”, y una de sus canciones más conocidas), entraron derechamente en calor y ya coreaban a todo pulmón.

Un nuevo repaso a “Night is the New Day” llegó con “Onward Into Battle” y “The Longest Year”, las que no mermaron el ánimo del público, que se mantuvo constante durante todo el show.

Vuelta a “The Great Cold Distance” con una intensa “Soil’s Song” y sobre el escenario ya se les veía complacidos y entusiasmados por el compromiso del público con su música, ya fuera coreando, aplaudiendo o vitoréandolos en el intermedio entre una y otra canción.

Uno de los momentos más emotivos del show se dio cuando llegó “Omerta” (de Viva Emptiness (2003)), con ese maravilloso coro que ya todos cantaban a todo pulmón. Y para no perder la emotividad, llegó “Teargas”, una de las canciones más disfrutadas de la noche y, lamentablemente, la única presente de “Last Fair Deal Gone Down” (2001). Otro disco del cual tocaron sólo una canción fue “Discouraged Ones” (1998), de donde extrajeron “Saw You Drown”.

“Idle Blood”, otra del último disco, llegó a imponer calma con sus bellos arreglos, para luego regresar a “Viva Emptiness” con la tríada compuesta por “Ghost of the Sun” (otro punto álgido de la noche), “Evidence” y “Criminals”.

La siguiente sería otra vuelta a “The Great Cold Distance”, con “July”, luego de la cual se despidieron y salieron del escenario. El público, que a esas alturas ya estaba en éxtasis, no cesó de aplaudir y pedir la vuelta de los suecos al escenario.

Un par de minutos después volvieron para despachar “For My Demons” (de “Tonight’s Decision” (1999)), “Forsaker” (que fue el adelanto, la primera probadita, de “Night is the New Day” antes de que saliera el álbum a la venta) y luego “Leaders” (vuelta a “The Great Cold Distance”), otro momento intenso del show. Lamentable fue que el sonido en esta última no fuera el mejor, debido a que la guitarra de Anders Nyström, que es la que lleva el peso del eje melódico principal de la canción, se escuchaba demasiado baja, lo cual hacía que en conjunto la canción sonara “extraña”, por decirlo de alguna manera.

Finalmente, llegó el momento de la vieja escuela. “Without God” (de “Dance of December Souls” (1993)) y “Murder” (extraida de “Brave Murder Day” (1996)), con un Jonas Renkse volviendo al canto gutural sin problemas, cerraron de manera impecable un recital que me pareció excelente, en cuanto a la variedad del repertorio elegido (que contempló canciones de todos sus LP, aunque claramente se inclinó hacia la época post 2000, la más “melódica” y con Renkse con un estilo “limpio” para cantar), al sonido, la puesta en escena (tenían buena iluminación) y a la entrega del público y del grupo mismo sobre el escenario. Eso sí, en este caso tengo la duda sobre si es un factor a favor o en contra conocer el setlist de antemano. Katatonia ha tocado fijo el mismo setlist durante todo el tour sudamericano, pero, a pesar de eso, en vivo el show fue igualmente sorprendente. En suma, la evolución musical de Katatonia, sin lugar a dudas, ha sido para mejor; su calidad compositiva y sonora así lo acredita.

El cambio de recinto (originalmente sería en el Teatro Caupolicán), me pareció una medida acertadísima, debido a que La Cúpula estaba llena y el ambiente era más íntimo y por ende la comunicación entre lo que pasaba  sobre el escenario y bajo él era más directa.

Por ahora, sólo nos queda esperar que les haya agradado suficientemente la experiencia como para volver a pisar suelo chileno en un futuro no muy lejano y, ojalá, no tener que esperar otros 20 años para disfrutar  nuevamente del show en directo de los suecos.

Setlist

  1. Day and Then the Shade
  2. Liberation
  3. My Twin
  4. Onward Into Battle
  5. The Longest Year
  6. Soil’s Song
  7. Omerta
  8. Teargas
  9. Saw You Drown
  10. Idle Blood
  11. Ghost of the Sun
  12. Evidence
  13. Criminals
  14. July
  15. Encore:

  16. For My Demons
  17. Forsaker
  18. Leaders
  19. Without God
  20. Murder
Anuncios

One response to “Katatonia @ Teatro La Cúpula (24/02/2011)

  • GoDual!

    Lo del setlist lo venían girando desde mucho antes. Recuerdo haber leído uno de India que tenían los mismos temas, pero sumaron Without God y Murder, lo cual me parece rarísimo siendo que no tienen un show de pirotecnia y los etcéteras pero naa, no lo opaca en absoluto. Y creí que era el único que pensaba “esta hue’á suena más bajo que los teloneros” hasta que leí esta entrada.

    Mayormente no son de mi agrado los grupos que ponen pistas en vivo, pero Katatonia fue un toque tanto instrumental como vocal (es típico que sean puntos bajos los frontman con ese timbre de voz, pero el gordo hizo el aguante), así que sería una falta de respeto a mis sentidos opinar lo contrario.

    Alt + 987987987

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: